ESPECIAL MTV EMA 2012: La gala en sí

Impresiones sobre la gala celebrada anoche en Frankfurt, en plena resaca del éxtasis vivido. Por Keoki.

Facebook y Twitter ardían anoche y no sólo por la pirotecnia descargada por Mtv en su clásica entrega de premios. Una vez más el festival del chascarrillo en el que se han convertido las redes sociales, sobre todo durante la emisión de eventos de este calibre, nos abrumaba tanto como lo que ocurría en el escenario.

Y nosotros no íbamos a ser menos…

El mítico paseo de estrellas por la red carpet no defraudó. Una de las primeras imágenes en dejarnos atónitos fue una Chenoa tanoréxica enfundada en un traje bicolor, verde botella/braga faja para más señas, seducida de nuevo por un look Operación Triunfo 1.0. Tras unos segundos de confusión Europa Press emitió un escueto comunicado confirmando que Chenoa no había podido asistir y que en realidad se trataba de Alicia Keys.

Me pongo así en jarras y disimulo mis brazos de estibador noruego

Heidi Klum, anfitriona del sarao, no tardó en dejarnos ver su primer modelinchi: muy putifino y brilloso. De Versace, claro. El anuncio de que todos los cambios serían de Donatella nos puso los pelos como escarpias.

Cuando veo lentejuelas me vuelvo loca

No hace falta que lo jures. Cuánto daño ha hecho Sabrina Salerno

Kim Kardashian, esa mujer con la cara de Nicole Scherzinger y las tetas de Salma Hayek, se decidió por un  diseño de Stephane Rolland con una enorme cola de plastiquete. KimKa se sintió en la obligación de admitir

Estoy acostumbrada a controlar mi cola

El colectivo transexual se frota las manos ante el nacimiento de un nuevo referente.

Más tarde, en su fastuosa entrada, poco le faltó para partirse un tobillo; gracias al excelente control ejercido sobre el centro gravitatorio de sus caderas pudo esquivar el accidente.

De tanto en tanto se nos anunciaban las nominaciones y pudimos constatar que Rihanna es el Avecrem que Mtv pone en todas sus salsas.

Los Jonas Brothers declararon cualquier pamplina. Se hace extraño que el Jonas guapo se siga dejando ver con los dos cenutrios que tiene por hermanos.

Comienza la gala casi sin tiempo para digerir la explosión de color de la alfombra roja y la primera sorpresa viene de la mano de la voz ultrachillona de Heidi. Estupor entre la concurrencia, parece que en vez de darnos la bienvenida está remezclando Firework.

Rita Ora abre la ronda de actuaciones y, aunque repite decenas de veces “I’m Redi Foyo” y el principio nos recuerda al mítico Sweet Dreams de Beyoncé en los EMA de 2009, consigue quedar bien y resultar divertida teniendo en cuenta que es una recién llegada.

La jefa

La nueva

Entonces hace su aparición Carly Rae Jepsen y Mtv decide sustituir su performance por un bloque de anuncios. Total, ¿qué aporta escuchar de nuevo Call Me Maybe? Me veo en la obligación de reproducir uno de los mejores comentarios leídos ayer.

¿Creéis que Carly sigue cantando pensando que la vemos?

Cari, un mensajico aunque sea, que me tienes harta…

La Keys vuelve al ruedo y pone todas las caderas en el asador. Tras una primera mitad de actuación excelente se marca el numerito niña-buena-que-ha-acabado-el-conservatorio de marras. Nena, sobraba.

Cuando tú vas, yo vuelvo de ahí

The Killers y Muse firman las partes más fatídicas de la gala con dos soberanos coñazos hechos canción. Matt Bellamy, además, parece inspirar su outfit en el ídem de Justin Bieber en los EMA de 2011.

PSY y DJ Under-16 fueron de lo mejorcito que pudimos ver, por exotismo y gracia. Impagable el sketch del primero con David Hasselhoff al principio de ese himno que es ya Gangnam Style.

En la parte negativa de la fiesta hemos de referirnos una vez más a los conjuntos de Heidi Klum. A partir del cuarto la esperanza estaba perdida y aquello no lo salvaba ni el mismísimo Pertegaz. Todavía debe estar arrancándose restos de pegamento de los pezones, porque de otra manera no se entiende que no se le saliera un pechote. Que le gusta a Donatella una raja…

Y algo que quedó patente en casi cada entrega de trofeos fue la ausencia masiva de premiados recogiéndolos. La Bieber agradeció en vídeo a sus fans europeos el honor de haber sido agraciado con el pisapapeles, aunque ni siquiera sabe dónde está Europa.

La que se hartó de subir y bajar del escenario y decir “I love you, thanx to all my fans, Danke Schön” fue Taylor Swift , que además cerró la gala con una chispeante actuación en la que explotó la iconografía circense en la que estaba basado todo el cotarro.

Clín!

En definitiva, unos EMAs muy entretenidos y con un ritmo trepidante. Superan con mucho a las dos anteriores  entregas (anda que vaya montón de estiércol nos comimos en Madrid 2010…) y nos hace esperar ansiosos los AMA, a celebrarse dentro de sólo 6 días!

Miles de gracias a todos los que han colaborado con su ingenio para la elaboración de este artículo durante y después de la retransmisión, especialmente a A.S. y E.R. 

Anuncios