El drama de ser el feo de Auryn

En plena ola de calor nucleoparty se transforma en una revista fresca, veraniega, mainstream, casi teenager. Así somos. Por Keoki.

En nuestro empeño por defender al desvalido y destacar el importante papel de las minorías, seguimos añadiendo capítulos a nuestra serie más exitosa. Ni la incomprensión ni las hordas de Mixers puestas hasta el culo de Peta Zetas lograrán que sigamos poniendo de manifiesto lo complicado que resulta ser el último mono dentro de una banda prefabricada.

Y hoy apostamos el todo por el todo repasando el movimiento auryner, el orgullo patrio de las boybands.

auryn

Auryn monopoliza en la actualidad el mercado de grupos-moja-bragas en nuestro país y, a pesar de que su nombre encierre una bonita referencia cultural (¿sabrán estos sacos de hormonas que existe el libro?), su fundamento no se aleja demasiado de otras imitaciones chuscas del concepto boyband como D’Nash, Providence o los míticos Buen Color. Un antiguo artículo de Viruete os puede ayudar a situaros en el panorama que intentamos esbozar hoy.

Desde luego sus bases disco-reguetoneras o frases que no son precisamente milagros de la lírica pop como

Feel the rhythm, feel the beat of my heart

‘cause tonight’s gonna be just for us

no explican el fenómeno desatado. El espíritu independiente de sus inicios pudo servir de acicate para construir una base de credibilidad con la que vender el conjunto a las adolescentes que no habían sucumbido al hechizo little monster.

Por más vueltas que le damos a sus videoclips lowcost, su pop descafeinado y sus looks desesperados por transmitir normalidad no encontramos razones para aupar a Auryn al lugar donde los anteriores ejemplos nunca llegaron.

Lo cierto es que su fandom está más que organizada y esta puede ser la clave de la omnipresencia de Auryn en las listas de ventas. Si pretendes iniciarte en el arte auryner debes saber que no sólo un nombre genérico marcará a fuego tus poluciones nocturnas; un subnombre, asignado en función de tu miembro favorito, será el que tengas que pintarte con ceras Manley en la frente cuando hagas cola en las firmas de discos de tu Carrefour más cercano.

Si el que te hace brincar de alegría es el de raza indefinida, entonces tu denominación será Pastelita (me estoy muriendo de vergüenza mientras escribo esto).

david aurynA ti, que te la pone gorda la versión Primark de Justin Bieber, yo te otorgo el sobrenombre de Sombrerita. ¿Por qué? Pues porque el chaval gusta de plantificarse tan regio complemento cuando se da sus garbeos por Chueca (por favor, que esto acabe pronto).

carlos auryn

Mientras la nariz de Blas pide a gritos un repaso te comento que si empapelas tu habitación con su cara eres una Chiquitita. Ignoramos qué harán sus admiradoras cuando pasen de los 25 y empiece a cantar el apelativo de marras.

blas auryn

Las fans del potable oficial se hacen llamar Smile, no porque Álvaro viva estancado en los early 90’s sino porque… ¿sonríe mucho?

alvaro auryn

Y al fin llegamos al verdadero protagonista del tinglado de hoy, Dani: la mascota de Auryn. Las BlueHearts aseguran que este chiquillo es el santo de sus devociones, la razón de sus desvelos y de su suscripción a la revista Bravo.

dani-de-auryn

Sí, amados lectores: ojijunto y a medio cocer, que dan ganas de embadurnarlo en Nivea Sun factor 1000, Dani aglutina su buen montón de seguidor@s como el resto de sus compañeros. Ni siquiera le dejan entrar en el estudio para supervisar las mezclas con el resto tal y como podemos observar en este vídeo, se empeña en mantener esa imagen de niño prodigio de provincias, su mirada parece decir “tírame una bola de papel, por favor”… pero disfruta del inexplicable éxito de su grupete cantando y bailando a rebufo.

dani auryn 2

Bien pensado, el pequeño saltamontes de Auryn cubre la cuota de pringuez básica en cualquier pandilla, ¿no? ¿Será también el primero en editar un disco en solitario?

Anuncios