ESPECIAL CARPETAZO A 2013: De Miley Cyrus al Grinch, los highlights del año en 15 grados de separación (Vol. 2)

Recogemos el testigo de nuestra amantísima Lena del Buey para continuar con el Volumen 2 de esta monumental entrada en la que mondamos, masticamos y digerimos para ti lo mejor de 2013. Por Keoki.

Comenzamos justo donde lo dejamos hace dos días, en el Volumen 1, con Yurena, nuestra ínclita seguidora en Tuiter (con permiso de las MKS). Tamara, Ámbar, Mari Mar, la hija de Margarita Yurena no sólo ha transformado su estilo musical para pasar de reina de las gasolineras a diva de la pista de baile, sino que ha ofrecido al mundo un rostro cuya metamorfosis ha sido tan espectacular como la experimentada por Miquel Ricart. Como dice nuestro amigo Xorxie: “Qué camisas, mare de Déu”.

Miguel-Ricart-entrando-sesiones-Alcasser_TINIMA20131025_0964_5

Al apestado oficial de Ejpaña de poco le sirvió salir de la cárcel envuelto en bufandas y pasamontañas; La Razón se ocupó de que se nos quedase grabada a fuego para siempre la cara del Diablo. Periodismo del bueno, de pata negra, digno del mejor Jordi González. La revelación a la que nos enfrentamos al ver su rostro 20 años después es similar a la sufrida cuando supimos de las más oscuras inclinaciones del insigne Fernando Sánchez Dragó.

drago

Esto es lo que llamamos hacerse un Olivia Palermo, porque Fer no ha pintado mucho este año pero ya sabeis, el gato es mío y…

Sánchez Dragó no ha violado y torturado a nadie, que sepamos, pero sí que le palpita su octogenario badajo con las under-13, tal y como él mismo ha confesado en alguno de esos libros que nadie tiene el cuajo de leerse. Sus intentos de volver al ruedo mediático periódicamente son tan bochornosos como unos de los minutos de oro del año para Antena 3: el salto desde 5 metros de altura de Falete.

34971_falete-agua-saltar-trampolin-splash-famosos-al-agua_mY es que como un mal sueño vimos nacer y morir una moda efímera y disparatada como fue la de los programas de trampolines; bueno, de famosos que saltan desde los ídem. Ni los abdominales de Escassi ni los tirabuzones de Fortu, la maniobra que se quedó para siempre archivada en nuestro recuerdo fue la efectuada por la oronda figura del ex de Caballito de Mar. Y de la misma manera nos marcó una acrobacia de final mucho más funesto, la efectuada por Álvaro Vargas aka Pollito Volador en Gran Hermano 14.

Alvaro-Gran-Hermano-Catorce_TINIMA20130216_0436_21

Su doble rotura de húmeros no sólo le convirtió en el concursante que entra y sale de la famosa casa con mayor celeridad (¿10 minutos?) y en un asiduo a las maratonianas sesiones de rehabilitación de nuestra privatizada sanidad, sino en todo un icono pop que es a la televisión patria lo que a la música fue Manolo Escobar.

U095498En su amado Benidorm murió este símbolo del canto Cretácico con la mayor pena a la que se podía enfrentar: no saber a ciencia cierta quién se llevó el puto carro. nucleoparty pone la mano en el fuego porque lo tiene a buen recaudo otro de los grandes protagonistas de este 2013: Luis Bárcenas.

Luis-Barcenas-a-su-llegada-a-B_54366849986_51347059679_342_226

Recién estrenado el año, el tesorero se descolgó sacando a la luz un libro de contabilidad B que demostraba que las vacas sagradas del PP se estaban forrando las piscinas de sus chalets de Pozuelo con billetes de 500. Major! Bárcenas tuvo la osadía de robar no sólo la dignidad del partido al que un día perteneció, sino las ilusiones de Mariano por renovar sus votos. Y si existe un mito de nuestra cultura contemporánea que simboliza la debacle de nuestras ilusiones, ese es El Grinch.

grinch3

Este ser despreciable, en el cuento original de 1957 (cuidado, que va la nota culta), despoja de todo adorno navideño la ciudad en la que vive y sólo de esta manera se da cuenta de que el espíritu de la Navidad es mucho más profundo que el consumismo al que nos vemos abocados en estas fechas. Aguántalo.

Llegamos al final. Así es como en sólo 2 capítulos y 15 escalones queda patente la relación entre Miley, la protagonista absoluta de este 2013, y una leyenda negra infantil; sabemos que admitir esta realidad es duro y deseamos que este vínculo no te produzca una indigestión.

Y por favor, queridos lectores,  no os olvidéis del gran clásico marginado de estas fiestas: el polvorón de limón. Él nunca lo haría.

Chin Chin!

 

 

Anuncios